Torrijas de leche y canela

Actualizado: mar 31

Mi hermana llama a los dulces de Semana Santa 'dulces de persona mayor'. El año pasado, con todo lo del confinamiento y el Estado de Alarma por la crisis del coronavirus, decidí por estas fechas probar a hacer torrijas. El asunto era que nunca me habían gustado las torrijas. Mi abuela las hacía de vino y las que comprábamos de pastelería eran de miel. Recordé entonces que cuando era pequeña, en casa de mi amiga Cristina, su madre hacía dos tipos de torrijas: las que nos gustaban y las que no. Las que nos gustaban eran de leche y canela y estaban riquísimas. Así que traje la receta al presente y probé a hacer torrijas por primera vez. El resultado, para nuestro gusto, fue espectacular.


Imagen de torrijas de leche y canela.
Imagen de torrijas de leche y canela.

Ingredientes para 12 torrijas:


Barra de pan, preferiblemente 'Especial para torrijas'. Necesario 12 rebanas de un grosor de 1 cm aproximadamente cada una.

Dos tazas de leche.

Canela en rama.

Canela en polvo.

1 taza de azúcar.

Cinco huevos grandes.

1/2 litro de aceite, preferiblemente de girasol.


Preparación:


Calentar la leche en una cazuela con la canela en rama.


Batir los huevos (por dos minutos) en un plato hondo o un bol.


Agregar la leche a los huevos.


Poner a calentar el aceite en una sartén. El aceite debe cubrir al menos la mitad de la torrija.


Mojar el pan en el huevo y la leche. Empapar bien por ambos lados. Freír en la sartén hasta que estén doradas por ambos lados. Yo las frío de dos en dos.


Apartar cada rebanada en un plato con papel de cocina para que seque y elimine el exceso de aceite.


Vertir en un plato el azúcar y la canela en polvo.


Cuando se hayan frito y secado todas las rebanadas, mojar una a una en el azúcar y la canela. Dejar enfriar y listo.