Coliflor con cúrcuma y parmesano

Desde siempre me ha gustado mucho la coliflor. Recuerdo que en mi casa mi madre y mi abuela la preparaban hervida y luego la sofreían con ajo y queso crema para la cena. Quedaba espectacular. En este post os quiero presentar una versión donde la coliflor es más protagonista que el queso. Este plato puedes utilizarlo como acompañante vegetal o plato único, dependiendo de la cantidad que quieras tomar.


Ingredientes:


1 coliflor.

Sal.

Pimienta negra.

Cúrcuma.

Queso parmesano.

2 ajos.

Cebolleta.

Dos cucharadas de aceite.


Preparación:


Cortar el tronco de la coliflor despojándola de las hojas. Separa los ramilletes y reserva.


En una olla grande -donde quepan los ramilletes de la coliflor- pon abundante agua con sal. Cuando el agua hierva, introduce la coliflor y cuenta 10 minutos desde que el agua vuelve a hervir después de introducir la coliflor. Ahora debería de estar lista.


En una sartén, sofríe los ajos laminados con el aceite. Antes de que se doren, añade la coliflor y con ayuda de un tenedor ve aplastándola y deshaciéndola. Incorpora las especias y rectifica de sal.


Cuando la coliflor esté desmenuzada y las especias incorporadas, retirar del fuego. Espolvorea con abundante queso parmesano y con la cebolleta.


Tienes acceso a más recetas como esta en la sección 'Recetas' de este blog.