Cinco recetas de otoño que no inflaman tu cuerpo

Actualizado: ene 26

Estos últimos días, hemos estado hablando por el foro y en la red social de Instagram sobre alimentos y platos anti-inflamatorios -o que al menos no favorezcan la aparición de la inflamación en nuestro cuerpo-. Después de haberme informado esta semana con datos de nutricionistas, he creado una lista de algunos platos y bebidas que me han ayudado a mejorar una dolencia que estaba sufriendo. Por supuesto, estos alimentos me han funcionado bien a mí por mi tipo de cuerpo, cada persona es distinta y puede ser que lo que a mí me siente bien no lo haga en ti. Así que consulta y prueba qué es lo que te va mejor.

Sopa de cebolla ligera

Ingredientes (dos raciones):

Dos cebollas.

Cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Una cucharada de harina de avena.

400 ml de agua.

150 ml de leche sin lactosa o vegetal.

Media cucharada de azúcar moreno.

Una pizca de pimienta.

Sal.

Preparación:

Corta las dos cebollas en juliana de manera muy fina y sofríe en una olla que se pueda tapar con el aceite.


Echa la sal a la cebolla.


Pon el fuego lento para que la cebolla no tome aspecto dorado ni se queme.


Tapa la olla para que la cebolla suelte su agua.

Pasados 20 min, añade la harina de avena y el azúcar moreno, la pimienta negra, el agua y la leche, remueve y deja en la olla con un fuego más fuerte durante otros 20 min.

Sirve.

Tradicionalmente se toma con pan tostado y queso, yo no le he agregado nada y estaba riquísima así.

Crema de calabaza

Crema de calabaza.
Crema de calabaza.

Ingredientes (cuatro raciones):

Dos trozos grandes de calabaza pelada.

Media cebolla pequeña.

1 tallo de apio.

1 patata.

1 zanahoria.

Agua hasta cubrir los alimentos en la olla.

Para sazonar:

Cúrcuma.

Nuez moscada.

Jengibre.

Una pizca de pimienta molida.

Sal.


Semillas.

Preparación:

Pon todos los ingredientes en una olla con agua -hasta que cubra toda la verdura- y deja que se pongan tiernos.


Aparta del fuego y deja enfriar.


Bate todos los ingredientes.


Rectifica de sal y especias.


Sirve.

Puedes añadirle una cucharada de aceite de oliva virgen extra, queso batido, champiñones laminados a la plancha o semillas.

Leche dorada

Leche dorada preparada por Marta Pérez.
Leche dorada preparada por Marta Pérez.

Ingredientes (dos raciones):

1 cucharada de cúrcuma molida.

1 cucharadita de canela molida.

Media cucharadita de jengibre.

Media cucharadita de esencia de vainilla.

Media cucharadita de pimienta negra molida.

1 cucharada de aceite de coco.

Dos tazas de leche de coco.

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes, excepto la leche de coco, en un mortero y crea una pasta homogénea.


Unir la pasta con la leche de coco en una batidora. Bate por tres minutos.

Calienta la mezcla hasta su ebullición.

Sirve con un poco de miel para endulzar.

Esta bebida es considerada como un ibuprofeno natural.

Pasta con setas

Ingredientes (dos raciones):

250 gramos de pasta sin gluten o de trigo sarraceno.

200 ml de crema de leche sin lactosa o cualquier crema de bebida vegetal.

Setas (al gusto).

3 dientes de ajo.

Cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Perejil.

Queso parmesano rallado.

Preparación:

Pica el ajo y sofríelo con el aceite en una sartén tamaño medio.


Antes de que se doren -los ajos-, agrega las setas. Deja que suelten su agua.

Agrega parte del perejil y la crema de leche.

Deja que hierba la salsa por tres minutos, agrega el resto de perejil y retira.

Por otro lado, pon una olla con agua y sal para cocer la pasta. Sigue las instrucciones de uso del paquete.

Cuando la pasta esté lista, escurre y añade la salsa. Espolvorea queso parmesano rallado.


Sirve.

Pastel de avena y zanahoria

Pastel de zanahoria y avena cubierto con mascarpone.
Pastel de zanahoria y avena cubierto con mascarpone.

Ingredientes:

2 tazas de copos de avena.

1 taza de salvado de avena.

2 cucharadas de maicena.

1 cucharada de levadura.

1 cucharada de canela.

1 cucharada de esencia de vainilla

Media cucharadita de jengibre.

Media cucharadita de nuez moscada.

Una pizca de sal.

2 tazas de leche de avena.

2 huevos -o huevos de semillas de chía o lino para la versión vegana-.

1/3 de miel.

¾ de taza de zanahoria rallada.

Preparación:

Precalienta el horno a 180 grados centígrados y engrasa el molde que quieras utilizar -yo utilizo uno rectangular y bajito-.

Mezcla los copos de avena con el salvado, la maicena, la levadura, el jengibre, la nuez moscada y la sal.

Bate los huevos por dos minutos y combina con la miel, la esencia de vainilla y la leche.

Agrega la mezcla de avena a la de huevos poco a poco, ayudándote de una espátula.

Agrega la zanahoria rallada, mezcla y vierte la mezcla en el molde.

Hornea por unos 40 minutos a 180 grados y, pasado este tiempo, saca del horno y deja enfriar.

A mí me gusta agregarle una mezcla de mascarpone con un poco de esencia de vainilla y miel para endulzar.