Cinco ideas para celebrar Halloween 2020

Por dónde empiezo. Bien, hace un par de semanas decidí que iba a hacer frente a algunos de los síntomas que estoy sufriendo del llamado Síndrome de Ulises. La peculiaridad, en mi caso, es que no me estoy yendo al extranjero, más bien, he vuelto a casa después de muchos años viviendo en el extrarradio y al igual que decía Séneca, no soy una persona que haya “nacido para un solo rincón. Mi patria es todo el mundo”.

No padezco estrés, ni ansiedad, ni falta de motivación. Reconozco que lo que me sucede es que he llegado a un lugar donde no encuentro a personas con las que compartir mis nuevos intereses y gustos. Así que, “¡manos a la obra!”, me dije. Busqué en internet “conocer gente en Huelva”, que es mi ciudad natal y donde actualmente estoy residiendo según consta en el padrón municipal. Encontré varios grupos de whatsapp que a todas horas están en movimiento, saltando mensajes, pero en los que se planean quedadas interesantes. Dos semanas después ya he acudido a tres encuentros -uno de ellos organizado por mí- y he conocido a más de 15 personas. No está nada mal como resultado de objetivo a corto plazo. Pero bueno, estaréis pensando que tiene que ver esta historia con el título del artículo.

El tema es que en la última quedada a la que asistí -un sendero Vía Verde que sigue a la antigua línea de ferrocarril de las minas de Río Tinto-, una de las chicas que participó comentó, ahora que se acerca el Día de Todos los Santos, que era típico para tal fecha en algunos lugares de España reunirse con familiares y amig@s para comer boniato y castañas. La primera vez que lo oía.

Mi estación favorita es otoño, siempre lo ha sido, no sólo porque sea la que acoge mi cumpleaños sino también por este tipo de festividades; me encanta Halloween, la magia, las películas, la decoración, la comida. En estas fechas, hay mucha gente que se da el permiso de creer en la existencia de “algo” que a muchos nos gustaría que fuera real. Hay una frase del escritor Stephen King que describe de manera casi perfecta lo que quiero transmitir aquí; “Halloween es el día en que se recuerda que vivimos en un pequeño rincón de luz rodeado por la oscuridad de lo desconocido. Una pequeña excursión fuera de la percepción acostumbrada a ver sólo un determinado camino, una pequeña mirada a la oscuridad”.

Me encanta el boniato (o batata) y las castañas y, siempre que sea con la compañía adecuada, me parece un plan estupendo para el fin de semana. Además, los más entusiastas (como yo) siempre pueden aprovechar el encuentro para contar alguna historia de miedo (aquí recuerdo a mi amiga Sandra durante una noche de perseidas). Me quedé pensando entonces en planes de los que me gustaría disfrutar este fin de semana, aunque sólo sea por imaginar y fantasear -alguno haré, espero-.

Fiesta de disfraces -sólo he ido a una auténtica fiesta de Halloween en mi vida-. Ahora con la normativa por la Covid-19, creo que es un plan descartado.

Ver una película (pincha aquí para ver mis recomendaciones) por la noche, sol@ o acompañad@, de la temática.

Preparar alguno de los platos o postres típicos por estas fechas. Incluso, si te sientes muy motivad@, puedes aprovechar y hacer dulces de Halloween.

Hacer una meditación u oración por la ocasión. Este año, además, coincide que el día 31 de octubre habrá noche de luna llena o luna azul (porque será la segunda de este mes). Puedes aprovechar y tomar unos rayos de luna esta noche, hacer una tirada con tus cartas o algún ritual.


NOTAS:


Halloween se celebra el sábado 31 de octubre.

El Día de Todos los Santos es el domingo 1 de noviembre.

El Día de Muertos (por ejemplo en México) es el 2 de noviembre.

DETRIBU

  • YouTube
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Pinterest
  • Instagram
  • Facebook icono social
  • Twitter

©2020 por DeTRIBU. Creada con Wix.com