Cómo preparar un rico batido verde

Hace ya varios días que terminó la Semana Santa y hoy puedo decir que las cosas han vuelto a su ser. El ajetreo de los días pasados, por la llegada de mis padres, de mi hermana, las vueltas por Madrid, por la sierra, las barbacoas, ha afectado a mi equilibro alimentario. Es normal y no hay que fustigarse por ello. Mucho azúcar, más comida de la cuenta, platos sabrosos, calóricos, fritos, mucho cerdo, en fin... Aprovechando esos días para quitarme todos los antojos que tenía acumulados. Recuerda que el equilibrio es justo eso, balancear, ni en exceso, ni en carencia; evitar caer en vicios y hábitos malos, lo que no significa no poder permitirse momentos de disfrute y actitud suave y relajada para con uno mismo.


Estos días me estoy preparando para desayunar un batido verde. Como no soy nutricionista ni especialista en dietas y alimentos, no sé muy bien cuáles son sus beneficios a nivel químico en nuestro cuerpo. Según el Ayurveda, la medicina tradicional india, los batidos fríos pueden no ser la mejor opción para el proceso digestivo ya que apagan el fuego necesario para realizar la digestión. En mi caso, al tener bastante calor en mi interior por mi constitución cuerpo-mente, me sientan bien este tipo de licuados, apaciguan mi fuego y mi cuerpo me los pide. Como siempre digo, escucha a tu cuerpo, tiene la inteligencia suficiente para saber lo que le sienta bien y lanza señales para avisarnos de todo, sólo tenemos que atenderlo. Si te gustan este tipo de batidos, no hay nada de malo en tomarlos y disfrutar de su preparación de vez en cuando. Aquí te dejo la receta de mi preferido.

Batido verde con limón, espinacas, pepino y otros ingredientes.
Batido verde con limón, espinacas, pepino y otros ingredientes.

Ingredientes:


1 yogur natural o de coco -natural también-.

El zumo de un limón exprimido.

Un puñado de espinacas.

Una cucharadita de miel.

Medio pepino.

1cm de jengibre.

Cúrcuma.

Pimienta negra.

1 cucharadita de espirulina.

1 hielo grande.


Preparación:


En una batidora, mezclar la espinaca, el pepino, el zumo recién exprimido de limón, el jengibre, el yogur, la cucharadita de miel, de espirulina, la cúrcuma y la pimienta negra. Batir por un minuto y medio o hasta que un líquido homogéneo. Añadir el hielo y batir hasta su disolución.